A+ A A-

Las grandes estafas vinícolas de la Historia

Valora este artículo
(3 votos)
Esta semana nos hemos enterado de que diez millones de botellas de vino español podrían haber sido vendidas como vino francés, una estafa denunciada por la Dirección General de la Competencia francesa. Te contamos otras grandes estafas con el vino como protagonista.
 
Es innegable que las villanías nos atraen desde el principio de los tiempos: ciertos personajes que no siguen la norma despiertan en nosotros una simpatía irracional. Es el caso de los embaucadores de la saga Ocean’s Eleven -que los carismáticos Brad Pitt y George Clooney lideren esa inolvidable cuadrilla de truhanes ayuda a que no veamos con peores ojos sus fechorías-, o de la imprescindible La gran estafa americana -con ese halo de glamour setentero que rodea a sus protagonistas, entrañables perdedores-. Como hemos escuchado en innumerables ocasiones, hay veces que la realidad supera a la ficción, y el mundo del vino está rodeado de grandes fraudes dignos de figurar en un taquillazo hollywoodiense.
 
 
 
Captura-de-pantalla-2018-07-12-a-las-13.15.47
Estos días la noticia es que diez millones de botellas de vino español podrían haber sido vendidas como vino francés, estafa que ha sido denunciada por la Dirección General de la Competencia, el Consumo y la Represión del Fraude -DGCCRF son sus siglas en francés-. Este organismo ya había recibido advertencias de afrancesamiento de vinos españoles en 2015 -realizadas por los productores franceses, amenazados por los bajos precios del vino español-, e inició una investigación en 2016. Alexandre Chevallier, uno de los responsables de la DGCCRF, ha explicado que hay más de 70.000 hectolitros supuestamente fraudulentos; es decir, un 1,4% del vino español importado -aunque se trata de un pequeño porcentaje de las importaciones españolas, no deja de parecernos significativo-.
 
En algunos casos, estos vinos españoles podrían haber sido etiquetados como “Vino de Francia” o con una Indicación Geográfica Protegida, un engaño claramente visible; en otros casos, la mención del origen del vino podría aparecer de forma confusa, camuflada entre ciertos elementos que podrían asociarse fácilmente al país vecino: una flor de lis, o incluso la expresión “Produced in France”. La usurpación de una indicación geográfica protegida francesa y la atribución de un falso origen pueden conllevar penas económicas y de prisión, y el caso ya está en manos de la Justicia. Aunque este engaño no es especialmente épico (sino más bien chapucero), sí nos ha recordado otras dos grandes estafas que bien podrían haber seducido a Steven Soderbergh o David O. Russell.  
 
 
 
rudy kurniawan.0
De hecho, una de ellas podría llevarse pronto a la gran pantalla, con Matthew McConaughey en el papel de Bill Koch, el multimillonario coleccionista de vinos que se convirtió en la víctima de este timo de película. El tercer presidente de los Estados Unidos y uno de los “padres fundadores”, Thomas Jefferson, fue además embajador en Francia y un verdadero enamorado del vino, con una excepcional colección de etiquetas francesas -marcadas con sus iniciales-. El magnate Bill Koch “se hizo” con cuatro de estas joyas vinícolas -grabadas con las iniciales Th.J.-, por las que pagó medio millón de dólares: dos Branne Mouton -de 1784 y 1787-, y dos Château Lafitte -de las mismas añadas-. Todas ellas procedían del extravagante coleccionista de vinos alemán Hardy Rodenstock, la misma persona que llevó a Christie’s la botella de Château Lafitte de 1787 marcada con las iniciales Th. J. que se subastó en diciembre de 1985 y que compró Christopher Forbes -vicepresidente de la famosa publicación- por 105.000 libras.
 
Cuando Koch se dio cuenta de que no eran auténticas -al ir a exponerlas al Museo de Bellas Artes de Boston y pedir el certificado de autenticidad a la Fundación Thomas Jefferson, le dijeron que nunca habían pertenecido al político-, inició una cruzada para desenmascarar al ingenioso falsificador con la colaboración de un agente del FBI retirado. El impostor fue denunciado -los grabados de las botellas habían sido hechos con un taladro eléctrico similar a los utilizados por los dentistas-, la historia fue contada por Benjamin Wallace en su novela The Billionaire's Vinegar: the Mystery of the World’s Most Expensive Bottle of Wine, y la gran estafa vinícola se convirtió en best-seller con todas las papeletas de transformarse en taquillazo… con final abierto.  
 
 
Captura-de-pantalla-2018-07-12-a-las-13.17.39
 
Otra maravillosa estafa palomitera es la protagonizada por el millonario indonesio de origen chino Rudy Kurniawan -Sour Grapes es el genial documental sobre su vida, y se puede ver en Netflix-, quien también fue en parte desenmascarado por Bill Koch. Este embaucador nato tenía una “bodega envidiable”, “de las mejores del mundo”; un exquisito gusto y un ingenio extraordinario. En su cocina de Arcadia (California) elaboraba deseadísimos vinos de Burdeos y Borgoña, entre ellos el mito borgoñón Domaine Romanée-Conti -¡“compró” y “vendió” tantos que se ganó el apodo de Dr. Conti!-.
 
Lo cierto es que aquellas “exclusivas rarezas” de fabricación casera presentaban una evidente dificultad a la hora de ser desenmascaradas: los vinos tan caros  -Kurniawan llegó a vender vino en una subasta por valor de 24.7 millones de dólares- están al alcance de muy pocos bolsillos, y quienes pueden permitírselos suelen hacerlo por afán de coleccionar, más que para paladearlos. Los problemas para Kurniawan llegaron con la aparición de cosechas sospechosas -es el caso de los Clos Saint Denis del Domaine Ponsot de añadas anteriores a la década de los 80, que provocaron el desconcierto de Laurent Ponsot-, y con la entrada en acción de nuestro viejo conocido y tremendamente suspicaz Bill Koch, quien también empezó a desconfiar de algunas etiquetas que le había comprado y comenzó a seguirle la pista. El 8 de marzo de 2012 fue detenido por el FBI y condenado en 2014 a 10 años de prisión en el fraude vinícola más sorprendente y disparatado jamás visto.
 
La Historia nos revela que las estafas en el mundo del vino se han sucedido desde la antigua Roma, lo cual no deja de provocarnos un considerable asombro. Y algunas de ellas, hasta cierta fascinación confesable.  

   

Modificado por última vez en

Deja un comentario

Asegúrese de rellenar los campos obligatorios.

Práctica de cata
  1. Premiamos las 5 mejores catas. Mándanos tu cata y podrás ganar una caja de botellas.

  2. Nombre Completo(*)
    Please type your full name.
  3. E-mail(*)
    Invalid email address.
  4. (*)
    Invalid Input
  5. Código Postal(*)
    Invalid Input
  6. Población(*)
    Invalid Input
  7. Provincia(*)
    Invalid Input
  8. País(*)
    Invalid Input
  9. Teléfono(*)
    Invalid Input
  10. Nombre del vino(*)
    Invalid Input
  11. Aspecto
  12. Color
    Invalid Input
  13. Limpidez
    Invalid Input
  14. Aroma
  15. Intensidad
    Invalid Input
  16. Tipo
    Invalid Input
  17. Gusto
  18. Ataque
    Invalid Input
  19. Evolución
    Invalid Input
  20. Descripción
    Invalid Input
  21.   


El Corte Inglés - El Club del Gourmet (Hipercor Gijón)
Ramón Areces, 2
Gijón
T.985 990 074 ext 2505
www.supermercado.elcorteingles.es

 

ver todos

Contactar

Email:
Asunto:
Mensaje
Anti-Spam: ¿Cuál es la capital de España?

OpusWine S.L.
Camino de Húmera, 18-E
Colonia Los Ángeles
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Tel. 915 120 768

Fax. 915 183 783
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Copyright 2017. Es una publicación de OpusWine S.L | Powered by Activa10