ENPORTADA
A+ A A-

Vino ecológico es un distintivo de calidad cada vez más reconocido, donde el respeto a la naturaleza y al consumidor se convierte en una ventaja competitiva para las bodegas españolas.

Los viticultores ecológicos desarrollan diferentes estrategias de acuerdo a la normativa de producción ecológica. Las prácticas de la agricultura convencional, que dejan el suelo desnudo o que no aportan materia orgánica, van degradándolo, dejando que se erosione y haciendo que pierda tanto su estructura física como la vida que en él habita. Por ello, la mejora de la fertilidad del suelo es una prioridad para los cultivos ecológicos. Del manejo del suelo va a depender tanto la nutrición adecuada de la vid como una protección eficaz contra plagas y enfermedades.

Los sistemas intensivos son consumidores de recursos limitados, como el agua y las energías no renovables. El modelo productivista aumenta los tratamientos fitosanitarios y el uso de abonos químicos, con el consiguiente deterioro medioambiental y la contaminación de acuíferos por nitratos. En la situación de crisis actual, el modelo convencional está cada vez más cuestionado. Las buenas prácticas ecológicas, sin embargo, estimulan la diversidad, evitan la contaminación de la tierra, el agua y la atmósfera de productos tóxicos. La técnica de diversificación más importante consiste en el empleo de cubiertas vegetales entre las líneas de viñedos. La cubierta vegetal tiene múltiples funciones: mejora la estructura del suelo, aporta nutrientes a la vid, aumenta la presencia de enemigos naturales que controlan las plagas y mejora el ecosistema en el viñedo.

 

Elaboración

Los vinos ecológicos son reconocidos por los expertos como productos con un sabor original, con una gran calidad organoléptica y una personalidad acusada que transmiten con especial intensidad las características del entorno del que proceden. Recoger manualmente los racimos, elegir la uva sana, utilizar cajas fácilmente lavables, remolques poco profundos y recubiertos para evitar que entren en contacto con la uva, transportar a la bodega en el mismo día… Las buenas prácticas en la vendimia tienen un gran efecto en la calidad del vino. También, depende mucho de la concentración de azúcares de las uvas y de la abundancia de levaduras y bacterias autóctonas que estén sobre los frutos en el momento de la cosecha. En la elaboración de vinos ecológicos, el uso de anhídrido sulfuroso está particularmente sometido a restricciones cuantitativas de 100 miligramos para tintos, 150 miligramos para blancos y rosados; y una reducción de 30 miligramos (respecto de los límites establecidos en la legislación general) para el resto de vinos. A diferencia de lo que ocurría anteriormente, con la nueva regulación -que entró en vigor en 2012-, las bodegas pueden identificar sus vinos bajo la denominación vino ecológico, lo que permite que los consumidores reconozcan adecuadamente estos productos, con lo que se facilita su desarrollo en los mercados.

 

Ecoturismo

La puesta en valor de los recursos paisajísticos y culturales de las zonas productoras es una fuente de desarrollo que trasciende a las propias bodegas y beneficia al resto de la población de las comarcas vitivinícolas. Uno de los sectores agroindustriales más activos en cuanto a diversificación de sus actividades ecológicas es precisamente el bodeguero. A la producción y elaboración se suman, en muchos casos, la venta directa, la organización de visitas guiadas o los cursos de cata. En zonas de tradición vinícola, como Castilla-La Mancha, no resulta difícil encontrar rutas que nos descubran sus bodegas o paquetes turísticos que organizan algunas de estas empresas para dar a conocer el vino ecológico desde el inicio de su producción, en su contexto geográfico y cultural.

 

El vino ecológico resiste a la crisis

Por sus particularidades climáticas, España cuenta con unas condiciones óptimas para el desarrollo de la agricultura ecológica. Actualmente, con casi 80.000 hectáreas, es líder mundial en superficie de viñedos ecológicos. Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Agricultura, en 2011 se contabilizaban 511 bodegas, con un crecimiento del 46 % en los dos últimos años. Aproximadamente el 10 % de las bodegas españolas elaboran o comercializan vinos ecológicos. El crecimiento y las cifras de ventas al alza están animando incluso a grandes y reputados productores de vinos convencionales a ampliar su gama de productos con vinos ecológicos. Los premios obtenidos por bodegas ecológicas en concursos internacionales y la buena relación calidad-precio atraen cada vez más a los consumidores. Alemania, Francia, Estados Unidos y China son los destinos principales de los vinos ecológicos españoles.

Modificado por última vez en
José Luis García Melgarejo

Director general del Grupo Ecovalia, colectivo de asociaciones y empresas vinculadas con la Asociación Valor Ecológico (antes CAAE), organización líder de la producción ecológica en España. Forma parte de la Junta Directiva Ejecutiva de IFOAM-EU (International Federation of Organic Agriculture Movement) y ha sido vocal de la directiva de EOCC (European Organic Certification Council). Secretario general del Comité Andaluz de Agricultura Ecológica de 1998 a 2003, anteriormente desarrolló servicios de consultoría en el sector agroalimentario, especializado en Calidad y Medio Ambiente.

Deja un comentario

Asegúrese de rellenar los campos obligatorios.

cintillo buscador web
publicidad

Olmedo Vinoteca
Camilo José Cela, 3
Alcobendas
T.916 619 849

 

ver todos

Contactar

Email:
Asunto:
Mensaje
Anti-Spam: ¿Cuál es la capital de España?

OpusWine S.L.
Camino de Húmera, 18-E
Colonia Los Ángeles
28223 Pozuelo de Alarcón (Madrid)
Tel. 915 120 768

Fax. 915 183 783
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Copyright 2017. Es una publicación de OpusWine S.L | Powered by Activa10